Este verano visitamos la ciudad de Cartagena. Quizás una de las ciudades más pintorescas de nuestro país debido a su arquitectura colonial que se ha conservado durante el tiempo detrás de sus 11 km de murallas defensivas. Establecimos dos objetivos principales para este viaje: descansar unos días en Casa en el Agua (cerca de Cartagena) y explorar la ciudad amurallada de Cartagena.

Llegamos al aeropuerto de Cartagena por la noche y tomamos un taxi directamente a nuestro hostal ubicado en el centro de la ciudad vieja: República. El hostal se encuentra a poca distancia de los principales lugares de interés, bares y restaurantes, de este modo se ahorra algo de dinero en transportes. El hostal tiene diferentes tipos de dormitorios, una agradable terraza para compartir con otros viajeros, y también es conocido por sus fiestas en la piscina los domingos, donde conocerás a gente de todo el mundo.
Ve a tomar una cerveza!

La mañana siguiente nos levantamos temprano y nos dirigimos al muelle donde salen las lanchas hacia Casa en el Agua, ¡el primer objetivo de nuestro viaje! Este es un hostal como ningún otro en Colombia y tal vez en América Latina. Localizado en medio del archipiélago de San Bernardo del Viento con una impresionante vista de 360º sobre el Caribe.
¡Toda una experiencia! ¡Mira el Blog de Casa en el Agua!

Después de dos noches en Casa en el Agua, llegó el momento de disfrutar de la belleza de Cartagena. Pasamos nuestros días explorando la ciudad amurallada, caminando por sus calles y tomando fotos de las fachadas de sus casas coloniales. Una mezcla de colores terracota y pasteles, con balcones llenos de flores y grandes portones de madera. ¡Simplemente hermoso!

Algunas de nuestras calles favoritas para visitar:
– Carrera 4: verás la torre amarilla de la iglesia de Santa Catalina, con muchos artistas ofreciendo sus cuadros junto a la Plaza de Bolívar.
– Calle 36: en dirección a Casa San Agustín con bonitas casas coloniales.
– Nuestro favorito: Calle 35, donde se encuentra el famoso Callejón de los Estribos, cerca de la Plaza de Santo Domingo.

Ese día en la tarde conocimos a una persona muy especial en la Plaza de Santo Domingo: Martha, una de las palenqueras que venden frutas en la ciudad amurallada con sus trajes tradicionales. ¡Tuvimos la oportunidad de compartir un rato con ella y, por supuesto, comer un plato de frutas! Nos contaba cuán simple es vivir el día disfrutando el momento sin presión de lo que vendrá después.
Gracias por tu tiempo, Martha!

¡Los atardeceres en Cartagena son increíbles y Café del Mar ofrece probablemente una de las mejores vistas! Situado en la parte superior de la muralla, no tendrás nada que bloquee tu vista hacia el océano. Importante llegar temprano para ubicarse en una mesa cerca a la muralla y tener la mejor vista.

Cartagena se caracteriza por tener una gran variedad de oferta gastronómica. Cuenta con varios de los mejores restaurantes y bares en Colombia, por lo cual no es fácil tomar la decisión donde cenar. En este caso visitamos: La Cevicheria. Recomendadisimo pedir “Suprema de Calamar” y los “Tostones de la Madre Teresa” ¡no te arrepentirás! ¡Definitivamente necesitamos volver con más tiempo para seguir descubriendo más restaurantes y bares en la ciudad amurallada!

Si estás visitando Colombia, Cartagena debe estar entre tu itinerario. ¡Es una ciudad con un encanto único y la combinación perfecta entre lo viejo y lo nuevo! Lo más importante es que la gente de Colombia te harán sentir como uno de ellos, ¡así que bienvenidos todos!

Share This